Podemos ser padres firmes sin gritar

El hecho de tener firmeza con nuestros hijos no quiere decir que andemos rezongando, exigiendo y gritando. Puedes dar ordenes y librar una batalla campal con tu hijo, sin que salga nadie herido.

Lamentablemente muchos sicologos infantiles no entienden que literalmente en ocasiones se pelean batallas con los niños.

Hay niños que te desfían todo el tiempo, quieren saber quien va a ganar, quieren saber hasta donde pueden llegar y cuanto vas a resistir. Más

Anuncios