La influencia de los padres en la vida de los hijos

madre-hija-hablan-mirando-ojosNuestros hijos, al convivir con nosotros, se ven influenciados por nuestra forma de ser. Queramos o no, los padres y madres determinamos el destino de nuestros hijos porque ellos van a reflejar los valores con los que fueron criados y las costumbres que aprendieron.

Vivirán con el sentido de seguridad que se les dio. La influencia de los padres se manifestará en la forma en que van a asumir responsabilidades, a socializar y a establecer relaciones interpersonales y amorosas.

Somos el resultado de la influencia que tuvieron en nuestras vidas las personas más importantes para nosotros y, en la vida de los niños, nadie tiene más influencia que los padres y las madres.

Más

Como evitar que tu hijo colérico te domine

Muchos padres me han preguntado como hacer para que su hijo colérico acepte las correcciones o un “NO” y  no se salgan con la suya siempre. El niño colérico no acepta negativas ni ordenes y por consecuencia muchos padres sufren batallas, cada vez que se quieren comunicar con ellos.

Además, el niño colérico vive metiéndose en problemas, porque su personalidad o temperamento natural los empuja a buscar siempre algo que hacer, se aburre en la quietud y quiere acción, experimentar lo que más pueda y desafiar la autoridad.

Lo primero que debes hacer es “ACEPTARLO”, el niño colérico es y siempre será así, no lo puedes cambiar, pero sí podrás aprender técnicas para sobre llevarlo mejor y para que la armonía entre ambos exista. (Quiero resaltar que estas técnicas sirven para cualquier personalidad)

Ya he escrito en otros artículos, la Técnica de Negociación con ellos y hoy quiero agregar la Técnica de Persuasión. Más

La comunicación con los hijos: consejos para aprender a escucharlos

En la ajetreada sociedad de hoy día es fácil, olvidarnos de escuchar a nuestros hijos.

Estamos acostumbrados a hacer muchas cosas a la vez como, hablar por teléfono mientras revolvemos la comida, o chateamos con un amigo mientras leemos los e-mails, buscamos información para la tarea escolar y nos tomamos un café, o miramos TV mientras le damos pecho al bebé y nos comemos algo…. y así interminables cosas que las hacemos de 3 o 4 a la vez.

Si los niños vienen a hablarte, simplemente le dices “ahora no puedo” o le dices ¿qué quieres, no ves que estoy ocupado/a? sin ni siquiera verle a la cara, o lo escuchas a medias, con un ojo en él y otro en lo que estás haciendo, sin prestarles casi atención.

Con esa actitud le estas dando el mensaje a tus hijos, que lo demás que estas haciendo es más importante que escucharlos a ellos. Cuando haces eso, el niño lo percibe inmediatamente, y no entiende que tu vida es ajetreada y que debes hacer todo eso a la vez, el mensaje que recibe es “Mamá – Papá, no me quiere” Más