Ejercicios para mejorar la falta de concentración o dispersión

12Muchos padres  y maestros buscan solución para la dispersión en clase de los niños. La falta de atención o concentración está creciendo en gran manera en estas ultimas generaciones y muchos no entienden por qué.

Hay varios factores que influyen en esta falta de concentración o dispersión.  En el artículo “¿Mi hijo no se concentra que hago?” explico cuales son los factores da baja atención o concentración en los niños y como corregirlos.

También explico que los niños sanguíneos son los que sufren más esta falta de atención o como comúnmente se le llama déficit de atención, porque su tipo de personalidad los lleva a eso. Puedes descubrir las características de un niño sanguíneos en este artículo: “Las características de los niños”

Aquí te enseñaré algunos ejercicios que pueden ayudar a tu niño o a tu alumno a mejorar los problemas de atención. Más

Anuncios

Un video para reflexionar

El abandono de un padre o madre no es solo físico, también puede ser emocional. Puedes estar viviendo con tus hijos, pero estar ausente de sus vidas al no criarlos adecuadamente, con amor, limites y dándole de tu tiempo.
Este abandono emocional es fácil de solucionar si te lo propones. Solo si cambias de actitud y aprendes sobre él, sobre su personalidad, sus necesidades, debilidades, temores, virtudes y su potencial.
Escucha hoy los 3 audios grátis sobre “Como mejorar la comunicación familiar con tu hijo sin cometer errores” para conocerlo más y así no abandonarlo. Más

Como mejorar la conducta en los niños y motivarlos

Algunos maestros que han aprendido la importancia de conocer a los niños a través de su personalidad, para tratarlos de la manera correcta, me han preguntado qué hacer para trabajar en clase para que los niños logren una mejor conducta y motivación por el estudio.

Les voy a contar la historia que leí sobreSue. Sue era consejera en un hogar para niños huérfanos, víctimas de abuso y en desventaja social. Cuando conoció lo de las 4 personalidades comenzó a clasificar su grupo según la personalidad de cada uno. Puesto que venían de familias dusfuncionales, tenían menos motivaciones de lo que se esperaba en niños promedios. Sue decidió realizar algunos estudios pero primero los dividió en cuatro grupos, de acuerdo con sus respuestas a algunas preguntas simples. Una de las preguntas era: “Si pudieras ser cualquier persona en el mundo, ¿quién elegirías ser?

Aquí veremos algunas de las respuestas

Los sanguíneos populares querían ser actores, comediantes, estrellas de televisión en telenovelas, porristas, vendedores o Cenicienta.

Los coléricos autoritarios querían ser reyes y reinas, presidentes, Hitler, propietarios de grandes casas y limusinas, oficiales de patrulla y jugadores de fútbol.

Los melancólicos perfeccionistas soñaban con ser músicos, artistas, poetas, banqueros, Mozzart y el gato Garfield.

Los flemáticos apacibles querían ser ricos para no tener que trabajar, vivir en lagos con botes de remos y canoas, jugar golf, tener largas vacaciones y más descanso. Más

La comunicación con los hijos: consejos para aprender a escucharlos

En la ajetreada sociedad de hoy día es fácil, olvidarnos de escuchar a nuestros hijos.

Estamos acostumbrados a hacer muchas cosas a la vez como, hablar por teléfono mientras revolvemos la comida, o chateamos con un amigo mientras leemos los e-mails, buscamos información para la tarea escolar y nos tomamos un café, o miramos TV mientras le damos pecho al bebé y nos comemos algo…. y así interminables cosas que las hacemos de 3 o 4 a la vez.

Si los niños vienen a hablarte, simplemente le dices “ahora no puedo” o le dices ¿qué quieres, no ves que estoy ocupado/a? sin ni siquiera verle a la cara, o lo escuchas a medias, con un ojo en él y otro en lo que estás haciendo, sin prestarles casi atención.

Con esa actitud le estas dando el mensaje a tus hijos, que lo demás que estas haciendo es más importante que escucharlos a ellos. Cuando haces eso, el niño lo percibe inmediatamente, y no entiende que tu vida es ajetreada y que debes hacer todo eso a la vez, el mensaje que recibe es “Mamá – Papá, no me quiere” Más

¿Por qué debes disciplinar a tu hijo?

¿Qué es lo primero que viene a tu mente cuando te pregunto el significado de la palabra DISCIPLINA.? Muchas personas piensan inmediatamente en la palabra “Castigo” como sinónimo de disciplina. Sabías tú, que la palabra disciplina tiene sus raíces en la palabra “discípulo”. ¿Qué es un discípulo?. Es un seguidor, es decir es alguien que aprende o sigue el ejemplo del maestro.
El objetivo de la disciplina es desarrollar el
AUTOCONTROL en el niño. Debes corregir a tu hijo con amor y paciencia, pero con firmeza. Primeramente debes enseñarle con el ejemplo, a dar gracias, a pedir por favor, a obedecer, a ser honesto y mantener su palabra.

Los métodos de disciplina no deben de ser iguales para todos los niños, ya que existen diferentes personalidades en cada hogar y lo que funciona con un niño no funciona con el hermano o la hermana. Es un gran error el querer corregir y disciplinar a todos los hijos de igual manera, primero debes conocer a tu niño  y conocerte a ti mismo. Más

¿Mi hijo no se concentra que hago?

Cuando los niños tienen problemas de concentración en la escuela, los padres tendemos a desesperar, tienen bajas notas y muchas veces nos repiten el año.
Hay un gran porcentaje de niños con dificultades académicas y realmente es alarmante la falta de concentración y éxito escolar.

Hay varios factores que influyen en esta falta de concentración y que como padre deberías tener en cuenta. Más

Como evitar los berrinches o pataletas

El berrinche es muy común en niños pequeños entre 2 y 3 años. Si tienes un niños más grande y sigue haciendo berrinches, ojo, hay un problema. Estás actuando sin límites ni autoridad y no estás saciando las necesidades emocionales del niño.

Los niños de 2 y 3 años están tratando de independizarse y de ser ellos los que hacen y deciden todo, hay niños que más, y otros que menos, pero todos pasan esa etapa, así que no te debes desesperar, solo la tienes que pasar lo mejor posible.

Los niños Coléricos y los Sanguíneos tienden a ser los más porfiados, mientras que los Melancólicos y Flemáticos, como son más tranquilos son más manejables.

Hace unos días atrás una madre me consultó sobre los berrinches y le aconsejé una técnica que utilizo yo con mi niño de 2 años que tiene la combinación más difícil, él es Sanguíneo-Colérico. Sin embargo las técnicas que uso me son muy efectivas. Más

Anteriores Entradas antiguas